##################### #########################################

Hoy es viernes, octubre 27, 2006 todavía

Entrada nº 25: Picofímero

Estoy colocado. No queda otra. Euforia, música potente, sensación de imbatibilidad e invulnerabilidad. Endomorfinas, endomorfinas. Más. Más. Es una ilusión, lo sé. No me importa. No pienso en el síndrome de abstinencia que me amarrará al suelo cuando todo pase. No suelo intentar coaccionarme. Estoicismo emocional, y vive lo que sientas. Sólo quiero correr y gritar al cielo que no lo necesito, atravesar muros de hormigón con mis puños, presenciar a una Naturaleza furiosa, histérica, en todo su esplendor. Exploten los volcanes, inunden la tierra los océnanos, en vez de brisas huracanes, horror esculpido en toda humana tez cuan ébano.
Ohhh, sí. A la mierda todos. Atajemos. Cuando viajas en un transporte que conduce otro, el viaje no se mide en la distancia recorrida, sino en el tiempo empleado. Si en esta vida te dejas llevar, ¿por qué esperar?. Puedes llegar ya mismo, ahora mismo, en este preciso momento.
Por eso yo no me relajo ni en el metro.
(¿O sí?)

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Azrael said...

Me gusta esta parte:
"Si en esta vida te dejas llevar, ¿por qué esperar?. Puedes llegar ya mismo, ahora mismo, en este preciso momento."
Normal que no te relajes ni en el metro.

28 octubre, 2006 18:40  
Blogger Pali said...

que buena esa fotoo

:)

el texto ya te dije que me parecia

30 octubre, 2006 02:53  

Publicar un comentario

<< Home

Aquí antes iba un contador. Hasta que un día le dio por hacer saltar ventanas de publicidad. Aquí ahora no va un contador