##################### #########################################

Hoy es sábado, diciembre 16, 2006 todavía

Entrada nº 37: Ac.Tú.Acción

Va de comprometerse, de dejar de llamar a todas las puertas y de sonreír a todos los que llamana a la tuya. De mirar por la mirilla para no perder la visión del entorno, pero concentrándote en la maqueta que construyes en tu salón. Tu maqueta del mundo, la pira ideológica en la que arderás el día que mueras dejando un humo de interpretaciones de más o menos gente que olerá tus cenizas para encerrarse en su casa y construir.
Castores de lo metafísico, buscadores incesantes de troncoperspectivas que sumar a la síntesis con la que cercar y apresar el torrente conocimiento. ¿Todo eso por qué? Porque invirtiendo el sentido de la maldición el sinsentido puede perder su prefijo destructor. Porque a la hormiga ni se le pasa por la cabeza renegar del hormiguero. Porque al no existir verdad objetiva toda vida es una engañoxistencia. Porque en un universo extramoral sin victoria ni derrota sólo importa la actitud. Sólo salir de la sala de espera y actuar.

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Suaggy said...

uhm. . aquí vuelve a oler a aire fresco ( ! )

17 diciembre, 2006 13:29  
Anonymous Azrael said...

He de dejar constancia de que este comentario es fruto del chantaje y la extorsión.
"porque en un universo extramoral [...] solo importa la actitud. Solo salir de la sala de espera y actuar"
Vamos! existe un mundo fuera! Sal, da lo mejor de ti. El parque de atracciones tarde o temprano va a cerrar de todos modos, diviertete!
Vive tu "engañoxistencia".
"¿Me miento a mi mismo para ser feliz?, en tu caso Tedi, si lo hare" Memento. ;)

17 diciembre, 2006 19:44  
Anonymous Anónimo said...

El creador de palabras eclécticas ya está aquí (K)

19 diciembre, 2006 21:14  
Blogger SuperCoco said...

Hmmm, me gusta. No te daré ni te quitaré la razón ;).

24 diciembre, 2006 12:01  

Publicar un comentario

<< Home

Aquí antes iba un contador. Hasta que un día le dio por hacer saltar ventanas de publicidad. Aquí ahora no va un contador