##################### #########################################

Hoy es jueves, octubre 25, 2007 todavía

Entrada nº 77: Desvaríos varios

Ayer leí el mini relato "El tonel de amontillado", de E.A Poe. Me gustó, ya lo creo. A destacar la máxima de la familia:
Nemo me impune lacessit
(nadie me hiere impunemente)
Está claro que al tipo se le va la olla y lleva al extremo la defensa de su honor. Se me ocurre que es mejor el dejarle claro al típico toca pelotas que eres un bad-mother-fucker, antes que tener que responder a posteriori a una ofensa ya consumada con todas las posibles malas consecuencias que ello conlleve.
Le daba vueltas y vueltas a esta idea cuando, sin aviso como de costumbre, ese apuntador de buenos diálogos que tengo insertado en la cara oculta de mi cerebro me ha susurrado esta frase:
"A algunas personas hay que tratarlas como a perros para que no te muerdan"
Y me he dicho "Ey, mola. La voy a poner en el blog"

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger La interrogación said...

Coño, resulta un poquito... ¿agresiva? ¿Hay que darles con palos para que no muerdan a la primera o después de que ya te han mordido para que no vuelvan a hacerlo?

25 octubre, 2007 16:22  
Blogger Paranoide aliterado said...

A la segunda.

25 octubre, 2007 20:29  
Blogger SuperCoco said...

Empezaré a temerle cuando le vea con un periódico, señor Pavlov.

26 octubre, 2007 18:19  
Anonymous isa said...

Bueno, dicen por ahí que más vale prevenir...
Saludos.

27 octubre, 2007 21:27  

Publicar un comentario

<< Home

Aquí antes iba un contador. Hasta que un día le dio por hacer saltar ventanas de publicidad. Aquí ahora no va un contador